Armaduras en música

¿Qué son las armaduras en música?

Las armaduras en música son los símbolos que vemos al inicio de cada pentagrama en una partitura. Estos símbolos pueden ser sostenidos (representados por el símbolo #) o bemoles (representados por la letra b). Solo encontraremos sostenidos o bemoles, nunca los dos a la vez. La cantidad de sostenidos y bemoles que encontremos definirá la tonalidad de cada partitura. Esta tonalidad puede ser mayor o menor con respecto a la misma armadura.

Estos símbolos sirven para especificar las alteraciones de las notas para esa escala. De esta forma no será necesario escribir cada una de las notas que tienen la alteración en la partitura. Al tenerlo al inicio de la línea los músicos sabremos, de antemano, qué notas son las que requieren tocarse con las notas cromáticas.

Ejemplo de armadura en una partitura

Te muestro un ejemplo: en la sonata de Mozart de esta imagen puedes ver que, al inicio de todos los pentagramas, después de la clave de sol y la clave de fa, hay un sostenido (#). En la clave de Sol el sostenido está en la última línea del pentagrama y en la clave de Fa en la penúltima línea del pentagrama. En ambos casos el sostenido tiene el valor Fa y significa que esta partitura está en la tonalidad de Sol mayor o Mi menor.

Secuencia de los símbolos de una armadura

Los símbolos que encontramos en las armaduras en música siempre tienen la misma secuencia.

Para los sostenidos, la consecución de los sostenidos es: FA-DO-SOL-RE-LA-MI-SI.

Mientras que, para los bemoles la consecución es justo al revés: SI-MI-LA-RE-SOL-DO-FA.

El orden para la secuencia de sostenidos y de bemoles es de 8 semitonos (8 teclas del piano incluidas la primera y la última tecla tocada). A la distancia de estos 8 semitonos la llamamos 5ª Justa.

El dibujo para cada uno también es el mismo. Cada símbolo que introducimos en la armadura irá colocado en el mismo lugar (misma línea o mismo espacio en blanco del pentagrama). Te muestro cómo se introducen estos valores para cada uno de los casos:

  • Sostenidos
Todas las armaduras posibles para los sostenidos
  • Bemoles
Todas las armaduras posibles para los bemoles

El número de símbolos de sostenidos y bemoles que encontramos en las partituras nos definirá en qué tonalidad estamos. Además, como puedes ver en las imágenes, esta tonalidad puede ser mayor o menor. Por este motivo debajo de cada armadura, de las imágenes, hay especificada la nota de la tonalidad «mayor» y abajo la nota de la tonalidad «menor». Para saber si estamos en la tonalidad mayor o menor miraremos la última nota de la partitura.

Por ejemplo, en una armadura con un sostenido la tonalidad mayor es Sol y la tonalidad menor es Mi. Como te comentaba, para saber si la partitura está escrita en la tonalidad mayor o menor iremos al final de la partitura y observaremos la última nota. Si la última nota es un Sol la tonalidad de la partitura es mayor. En cambio, si la última nota es un Mi, la tonalidad de la partitura es menor ¡Así de fácil!

La armadura de la tonalidad de Do

Habrás comprobado que la tonalidad que más utilizamos no te la he mostrado todavía. Esta tonalidad es la de Do mayor o La menor.

¿Por qué no te la he mostrado? Porque la tonalidad de Do mayor, y La menor, no tiene armaduras en música. Ambas escalas se tocan con todas las notas blancas del piano, llamadas notas diatónicas, y esto hace que no haya ninguna alteración en las notas de su escala.

Te muestro una partitura con otra sonata de Mozart, que está escrita en la tonalidad de Do Mayor:

Como puedes ver, cada línea de pentagrama no tiene armadura. Esto significa que solamente usaremos las teclas blancas del piano para tocar la partitura. Solo utilizaremos las teclas negras del piano si la partitura nos especifica que una nota tiene un sostenido o un bemol.

La relación entre la tonalidad mayor y menor

Todo músico sabe las armaduras y las tonalidades de memoria. De este modo sabe qué notas componen los acordes de forma fácil y rápida.

Para saber la tonalidad mayor de una armadura tiene diferente forma para los sostenidos y los bemoles:

  • Para los sostenidos, miraremos el último sostenido de la armadura y subimos un tono, este último es el tono mayor de la armadura.
  • Para los bemoles, miraremos el penúltimo bemol de la armadura. La nota de este bemol es el tono mayor de la armadura.

En ambos casos, sabremos la tonalidad menor asociada a su relativa mayor bajando 1 tono y medio el valor de la nota de la tonalidad mayor.

Por ejemplo, una armadura con 3 bemoles se trata de la tonalidad de Mi bemol mayor. A partir del Mi bemol bajamos un tono, que será el Re bemol y medio tono más, que será un Do menor. De esta forma sabemos de forma rápida la tonalidad menor de su relativa mayor.

El círculo de quintas para las armaduras en música

El círculo de quintas es la forma visual para ver todas las armaduras, con sus tonalidades mayores y menores, además de sus alteraciones.

Además, el círculo de quintas nos sirve para analizar armonías más rápidamente y así componer de forma fácil, por ejemplo. Es otras palabras, se trata del mapa de todo músico.

Te adjunto la imagen del círculo de quintas para que veas cómo es y todos los elementos que lo componen:

Círculo de quintas

¿Después de todo lo que te he explicado en este post te quedan dudas sobre las armaduras, las tonalidades y el círculo de quintas? Si es así no dudes en dejarme un comentario más abajo y estaré encantada de darte respuesta

Breve historia de la aparición de las armaduras en música

En la época medieval se desarrolló la primera armadura para diferenciar una tonalidad. Esta armadura estaba formada por un único bemol. Sin embargo, en el siglo XVI fue cuando aparecieron armaduras con más de un bemol. Las armaduras con sostenidos aparecieron a mitad del siglo XVII.

Las primeras armaduras con varios bemoles que surgieron no tenían estandarizado el orden de los bemoles. Por este motivo, un bemol aparecía en 2 octavas diferentes.

A finales del siglo XV y a principios del siglo XVI era muy común que las voces de una misma composición musical tuviesen armaduras diferentes. A estas armaduras se les llamaba «armadura parcial» o «armadura en conflicto».

Un ejemplo lo podemos encontrar en el motete del siglo XVI «Absolon fili mi» de Josquin des Prez, dónde dos de las voces están escritas con dos bemoles, una voz con tres bemoles y otra voz más con cuatro bemoles. Los motetes eran composiciones musicales breves, generalmente de carácter religioso, cantadas a varias voces con o sin acompañamiento instrumental.

Más adelante, en la música barroca, encontramos que la tonalidad menor, con frecuencia, se escribía con una armadura de tonalidad con menos bemoles de los que ahora se asocian a las tonalidades. Por ejemplo, las partituras en Do menor, que para nosotros tienen 3 bemoles en su armadura, a menudo contenían solamente dos bemoles. Esto es porque se modificaba el La bemol (♭), que es el tercer bemol de la armadura de la tonalidad de Do menor, por un becuadro (♮) en la escala menor melódica ascendente, para que la sonoridad de la escala tuviera concordancia.

2 comentarios en “¿Qué son las armaduras en música?”

  1. Que curioso para una analfabeta como yo, descubrir que tambien en la música hay *armaduras*, es decir simbolos de proteccion maxima o de selectiva información, en una partitura musical.
    Por lo leído es además una armadura de *señalizacion,* para indicar y precisar el objetivo final de una lectura de signos musicales para que el sonido a emitir sea y/o pueda ser elegido, modulado, sostenido o bemol sobre una base musical como son las notas, si no lo he entendido mal.
    Se me antoja pensar para finalizar, que la música va mas alla de los sonidos si nos adentramos en ella. Es una difícil ecuación matemática de multiples operaciones, con posibilidad de despejar las incognitas de una ARMONIA de multiples sonidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar